Ser borde no mola

No, ser borde no mola. No mola una mierda. Tampoco es divertido. Ni útil.

Verán, llevo un tiempo observando cómo se normaliza un fenómeno.

Cada vez más a menudo me cruzo con gente abiertamente desagradable, orgullosa de su condición, a menudo incluso presumiendo de semejante “virtud”. No puede si no inquietarme, la verdad.

No se lleven a engaño. No soy en absoluto partidario del actual correctismo forzado, ni de buscar ofensas adicionales a las inherentemente vitales. Pero una vez más caemos en la trampa de la simplificación dicotómica, obviando las infinitas opciones intermedias. Se ve que cómo lo de ser políticamente correcto y no decir tacos es entre cursi y frívolo, esto puede suponer un apoyo oportunísimo para justificar un engendro grosero, maleducado y sin filtros.

Y miren, ni tanto ni tan poco. Que por ahí no paso, oiga.

Image result for blair y chuck

Ahórrense discursos invocando la asertividad y “aprender a decir no”. No voy por ahí. La asertividad y la honestidad no implican necesariamente falta de educación. De hecho son mecanismos que habitualmente contribuyen a no tener que llegar a extremos en los que se puedan perder las formas.

Tampoco empiecen con aquello de que los modales son una construcción social. No jodan, por supuesto que lo son. Una construcción de lo más refinada, que ha sido más que útil en la relación entre seres humanos a lo largo de los tiempos.

De la misma forma, no me estoy refiriendo a quien no hace uso de esos modales porque no haya podido aprenderlos o imitarlos, me refiero a quien los evita premeditadamente. Así que, sin querer yo darles lecciones, sí, es un tema moral. También evitemos reducir al absurdo, no pretendo que vayan dando los buenos días a todo el mundo que se crucen, ni dejen que les mangoneen abiertamente sin reacción. En realidad, saben perfectamente a qué me refiero.

¿De dónde surge llamar ‘borde’ a alguien que se comporta de manera antipática?

El registro es una de las herramientas que nos hacen funcionar como sociedad. No se comportan igual con su jefe, con el panadero, con su novio o con sus amigas. Y esto no es una imposición social atroz, es el factor  que posibilita relacionarnos a diario con personas de las que no sabemos nada (aunque lo pretendamos) de forma satisfactoria.

Desde un punto de vista más utilitarista, algunos me dirán que una actitud borde aleja pesados y torpes, consiguiendo de paso un respeto cobarde de quien se mantenga cerca. Yo les digo que también aleja a personas cojonudas, de esas que a todos nos conviene tener cerca. Yo les digo que quizá esa estrategia funcione dentro del marco de la insustancialidad. Para mentes ligeramente preclaras, las actitudes impertinentes se revelan a menudo como una pretensión, fruto de colosales inseguridades. La descortesía voluntaria tiene mucho de ego y necesidad de autojustificación, y muy poco de férrea personalidad. Huele a defensa preventiva a la legua.

En realidad sostengo que un carácter potente y generoso se demuestra precisamente al contrario. Escogiendo ser agradable, cercano y desinteresado, especialmente cuando no hace maldita falta, cuando no hay porqué serlo. De hecho considero que la contundencia argumental de quien se defiende o subleva con educación siempre será ampliamente superior que la de quien abusa del improperio, la ofensa y el careto.

En resumen, dejemos el postureo badass posproducido: “mira por dónde me paso las normas sociales, jaja”. Ya no tenemos quince años. Tratemos de evolucionar hacia algo más agradable, más humano, más útil, si prefieren. O al menos dejemos de vanagloriar la desconsideración y la insolencia, solo puede guiarnos hacia senderos que realmente no queremos transitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: